Noticias

GIGANTES nubes de cenizas en Corrientes

Compartir Nota


Tras el drama de los incendios, el viento y la lluvia provocaron gigantescas nubes de cenizas que atraviesan distintas áreas de la provincia.

A través de las redes sociales, están circulando imágenes impactantes de una gigantesca nube de cenizas de los campos quemados, como consecuencia de las tormentas de viento y lluvia que se están registrando en varias zonas de la provincia de Corrientes, tan golpeada por la sequía y los incendios forestales. Hay cerca de 1.000.000 de hectáreas afectadas por el fuego y las pérdidas económicas alcanzan los 70 mil millones de pesos en las cadenas productivas locales.

En el noroeste de la provincia, se registró una importante tormenta de viento que levantó las cenizas de los campos quemados que quedó reflejada en diferentes imágenes que están circulando entre los productores. Según pudo saber Infobae, los videos que acompañan esta nota fueron tomados en caminos aledaños a las localidades de Ituzaingó y Ita-Ibate, ambas ubicadas a la vera del río Paraná.

“Está lloviendo y estamos muy contentos. Era lo que estábamos necesitando. Ojalá que a partir de ahora el panorama comience a cambiar lentamente luego de tantos días de angustia y miedo”, comentaba a este medio un productor de la zona de Mercedes, donde cayeron 70 milímetros en las últimas horas.

A todo esto, Pablo Mercuri, Director del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA, señaló a Infobae que desde hoy a la mañana se están registrando importantes lluvias en diferentes sectores de Corrientes, especialmente en el oeste: “Son registros muy dispares”, agregó, y ejemplificó lo que sucedió en Monte Caseros donde cayeron unos 60 milímetros.

Según el informe que presentó el pasado viernes el INTA Corrientes, en la provincia son 934.238 hectáreas afectadas por el fuego, a un promedio de 30.000 hectáreas diarias, y con la zona de Ituzaingó como la más castigada con 173 mil hectáreas. Desde el pasado jueves y hasta hoy, la buena noticia es que se siguen registrando precipitaciones, que según el Comando de Operaciones de Emergencias las mismas posibilitaron que los incendios se redujeran en una gran proporción y solamente permanezcan cuatro focos activos. Al mismo tiempo, las lluvias y el viento provocaron el fenómeno de las tormentas de ceniza.

La semana pasada se difundió un trabajo elaborado por las diferentes cadenas productivas de la provincia. En el mismo se señaló que las pérdidas económicas por la sequía y los incendios ya ascienden a $69.056 millones. La cifra es hasta el pasado 16 de febrero y contemplando que hasta el momento son 785.238 las hectáreas quemadas. Las cinco principales actividades de la provincia que fueron relevadas son arroz, citricultura, forestación, yerba mate y ganadería.

La ganadería es la actividad más afectada. Las condiciones climáticas adversas ya arrojaron 12.678 millones de pesos de pérdida en kilogramos totales de carne perdidos. A todo esto, se suman unos 10.422 millones de pesos por el total de cabezas perdidas, donde la mortandad en tiempos normales llega al 3% y en emergencia a 6%. Según el trabajo del INTA Corrientes, por la sequía se perdieron 138.960 animales. Por último, hay que contemplar las pérdidas en infraestructura, que ascienden a 4.711 millones de pesos, especialmente en la rotura de alambrados. A partir de que las hectáreas incendiadas ascienden a 785.238, son 7.852.380 los metros perdidos de alambrado.

Asistencia

“Nada alcanza para hacer frente a la problemática”, dijo días atrás el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, al término de una reunión con los dirigentes de la Mesa de Enlace celebrado la semana pasada. Los representantes de los productores agropecuarios reclamaron “Burocracia 0″ al momento de asistir a los damnificados por el escenario climático adverso.

“Necesitamos que haya agilidad a todas las medidas que el productor tiene a su disposición, que se pueda mover hacienda, que pueda trasladar rollos y alimentos para los animales. Burocracia cero, eso es lo que necesitamos”, comentó el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes, al término de la reunión con el funcionario.

Horas antes del encuentro, el ministerio de Agricultura había declarado la emergencia y desastre a toda la provincia de Corrientes. Además, anunció diferentes líneas de cerditos junto al ministerio de Desarrollo Productivo, especialmente dirigida a pequeños y medianos productores para que recuperen capital de trabajo. A todo esto, el Banco Nación anunció financiamiento por 5.000 millones de pesos.

close

Hola 👋
Suscribite a Nuestro Boletín de Noticias.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba