Economía

El Banco Central aceleró suba del dólar oficial hasta 3,3% en marzo para no incumplir desde el comienzo con el FMI

Compartir Nota


Queda muy por debajo de la inflación, pero el tipo de cambio real aún se mantiene por la ayuda del real brasileño, que se apreció fuerte en el mes

El dólar oficial pegaría en marzo el salto más importante en más de un año. Si se mantiene el ritmo de las últimas jornadas, acumulará una suba del 3,3%. Se trata de un ajuste que busca cumplir con una de las exigencias del FMI en el acuerdo aprobado la semana pasa por el propio directorio del organismo: evitar que se aprecie el tipo de cambio real de la Argentina.

La suba del dólar oficial está muy lejos de la inflación del mes, que tendría un piso de 5,5%,lo que en teoría implica un fuerte abaratamiento del tipo de cambio. Sin embargo se trataría de un fenómeno marginal, debido a una ayuda externa. Se trata de la fuerte apreciación que tuvo el real brasileño durante el mes, al pasar de $ 5,20 a $ 4,77, o sea más de 7%. Este fenómeno le sirve como “colchón” al titular del BCRA, Miguel Pesce, para que el tipo de cambio no se atrase tanto en relación a los principales socios comerciales.

Para adelante, el panorama para cumplir con la exigencia del Fondo es como mínimo desafiante. Con un ritmo de ajuste de precios que seguirá muy elevado, no será fácil que el tipo de cambio oficial le pueda seguir el ritmo a la inflación. Si esto sucede, el peligro es que se vuelva a caer en atraso cambiario.

Un informe de la sociedad de Bolsa TPCG Valores advierte sobre este riesgo: “En medio del cambio de contexto internacional por la guerra es esperable que el FMI admita un incumplimiento de las metas fiscales por parte de la Argentina. Pero seguramente será mucho más exigente con el objetivo de impedir una apreciación del tipo de cambio real”. En ese sentido, advirtió que si la desviación crece la consecuencia podría ser la obligación de ajustar el dólar con un salto de una vez para corregir el desvío. Esa posible devaluación brusca es lo que se busca evitar no sólo por parte del ministro de Economía, Martín Guzmán, sino que tampoco es algo deseado por el propio FMI.

El dólar quedó atrás de la inflación en marzo, pero esta vez Brasil jugó a favor del Banco Central. La apreciación del real le da más “colchón”, al menos temporalmente, al tipo de cambio real
El programa firmado con el Fondo le impide al Banco Central vender dólares en el mercado contado, por lo que quedarían dos instrumentos para aliviar posibles presiones cambiarias: vender dólar futuro y mantener los controles cambiarios. “El programa incluso limita la posibilidad de mayores ajustes del cepo”, agrega TPCG.

close

Hola 👋
Suscribite a Nuestro Boletín de Noticias.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba