Economía

El acuerdo con el FMI será enviado al Congreso con todos los detalles y sin documentos secretos

Compartir Nota


El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que el proyecto sobre el acuerdo con el FMI será enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo con “anexos que contendrán todos los documentos” y “detalles” del entendimiento alcanzado con el organismo de crédito multilateral para reestructurar la deuda de USD 45.000 millones contraída por la administración de Mauricio Macri.

”La idea de que va a haber documentos secretos es un sinsentido. Una vez concretado el acuerdo a nivel staff del FMI, se enviará al Congreso de la Nación un proyecto de ley que en sus anexos contendrá todos los documentos que sean la base de ese acuerdo, con cada uno de sus detalles”, indicó Guzmán en declaraciones a la agencia oficial Télam.

El programa con el FMI, que está en vías de un acuerdo definitivo con el aval legislativo, va a tener una duración de dos años y medio.

El presidente Alberto Fernández y Guzmán se reunieron el fin de semana pasado en la Quinta de Olivos para analizar los detalles de las discusiones técnicas con el Fondo para cerrar en las próximas semanas la carta de intención para implementar el nuevo programa por la deuda de USD 45.000 millones. Fue luego que el vocero del FMI, Gerry Rice, aseguró que el organismo pretende alcanzar un “acuerdo definitivo lo más rápido posible” entre ambas partes, que ya tiene entendimientos previos en materia de subsidios a la energía y financiamiento externo.

La letra del acuerdo preliminar prevé una reducción del déficit fiscal primario que arrancará con un 2,5% este año, bajará al 1,9% en el 2023 y llegará al 0,9% en el 2024. Se acordó, además, que el financiamiento monetario sea del 1% del PBI este año, para luego bajar al 0,6% en el 2023 y se reduzca a cero en el 2024, con el objetivo de converger en una situación en la cual no haya más financiamiento sistemático del Banco Central al Tesoro.

El financiamiento será de USD 44.500 y se irá desembolsando una vez aprobadas las revisiones de las cuentas públicas que hará el FMI en forma trimestral. También se plantea un objetivo de acumulación de reservas internacionales, con una meta de incremento de USD 5.000 millones para este año.

Algunos funcionarios se mostraron optimistas y creen que el entendimiento definitivo podría completarse esta semana. Tampoco habría una misión del FMI en Buenos Aires o de la Casa Rosada en la capital norteamericana para oficializar el acuerdo (como sucedió, por ejemplo, en septiembre de 2018), pero sí está pautado un último contacto de manera virtual para cumplir con ese paso. En los despachos oficiales aseguran que será por las restricciones del Covid y no por la sensibilidad política de una foto con el Fondo en un contexto de cisma en el Frente de Todos.

Uno de los números aún en negociación es el de los desembolsos que el Fondo Monetario enviará trimestralmente a la Argentina. En particular la discusión es sobre el primer giro de divisas. La cuenta que hacen en el oficialismo es que el primer desembolso desde Washington no será menor de cerca de USD 7.500 millones, de los cuales USD 4.500 millones irán de forma directa a las reservas del Banco Central para ensanchar el colchón de divisas de la entidad.

Otras cuestiones a definir entre la capital argentina y la norteamericana, por ejemplo, es el de las proyecciones de inflación que se harán para cada año. La pulseada todavía continúa, pero se espera que esté en un punto intermedio entre el 40% que el Gobierno marcó como pauta para la negociación paritaria y las expectativas del sector privado, bien por encima del 50 por ciento.

close

Hola 👋
Suscribite a Nuestro Boletín de Noticias.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba