Economía

El FMI aseguró que está más cerca de llegar a un acuerdo completo con la Argentina

Compartir Nota


Así lo expresó el directivo regional Ilan Goldfajn, en una conferencia virtual del Consejo de las Américas en la que también reiteró que el nuevo programa será “pragmático y razonable”; también destacó la importancia de las reformas estructurales para que la región crezca más

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Ilan Goldfajn, expresó hoy que el acuerdo técnico con la Argentina está más cerca de ser alcanzado.

“Hemos publicado los entendimientos clave del programa, sólo los principios clave, los entendimientos clave, la senda fiscal y otros. Pero estamos colaborando estrechamente con las autoridades argentinas para llegar a un acuerdo a nivel del personal técnico, que es el acuerdo completo, con todos los detalles, con todas las reformas, con todo lo que tenemos en el programa. Así que en eso estamos. Estamos en intensas negociaciones”, indicó.

“Este es un mundo virtual, así que muchas de las conversaciones son virtuales y se están llevando a cabo, te lo puedo garantizar, casi 24 x 7. Y el siguiente paso, por supuesto, es un acuerdo a nivel de personal. Una vez que lo tengamos, tendremos que enviarlo a la Junta y entonces la Junta tendrá su opinión, su decisión. Así que en eso estamos. Tomamos en consideración la realidad de los países, la realidad de Argentina”, indicó.

“Hemos dicho que este es un programa que es realista, pragmático y creíble, un programa que puede ser propiedad de Argentina en un sentido amplio, no sólo de las autoridades, sino de Argentina en un sentido amplio, así que la propiedad en un programa pragmático, realista y creíble”, reiteró.

La Argentina y el FMI buscan llegar en los próximos días a un entendimiento técnico definitivo que será elevado primero al Congreso Nacional y luego al directorio del organismo para que el Gobierno pueda refinanciar su deuda cercana a los USD 40.000 millones en los próximos 10 años, a través de un nuevo programa de facilidades extendidas (EFF, en inglés). En Economía creen que todavía resta una semana más de negociación

En enero se anunció un entendimiento técnico sobre varias cuestiones específicas -como el nivel de déficit fiscal, la nueva estrategia monetaria y otras cuestiones- pero faltan conocer aspectos centrales, como el detalle de las medidas que permitirán cumplir con estos objetivos en los próximos 2,5 años.

Goldfajn, quien asumió el mes pasado como nuevo director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, habló este viernes sobre las perspectivas de América latina en una conferencia virtual organizada en Nueva York por el Consejo de las Américas que preside Susan Segal.

Allí expresó que en varios países de la región se observó en 2021 una fuerte recuperación posterior a la crisis generada por la pandemia, pero que en 2022 ese rebote se ralentizó y se prevé que América latina crezca cerca del 2,4%, “muy cerca de su potencial”.

También, destacó que, para combatir la creciente inflación, varios países comenzaron a subir las tasas de interés, aunque no mencionó el caso argentino, pese a la decisión reciente del BCRA en este sentido. Al respecto, destacó que “algunos países se han anticipado” a lo que esperaba el mercado, como Brasil y México, y “la consecuencia es que pueden controlar las expectativas ahora”.

“Parte de la inflación es por una causa mundial y parte es por factores locales de los países”, indicó en diálogo con Segal.

En cuanto a los riesgos principales, expresó que son la continuidad de la pandemia en 2022 ante la incertidumbre de una eventual nueva ola; una caída de la financiación por la suba de las tasas de interés; y la inestabilidad de los mercados por conflictos geopolíticos. “Ante este panorama, algunos países tienen más espacio fiscal y otros menos para enfrentar el gasto luego de la fase más fuerte de la pandemia”, indicó.

“Uno debe escoger las prioridades para gastar y a la vez ocuparse de las demandas del pueblo”, señaló el economista, al admitir el desafío para los países de la región en tiempos electorales.

Además, dijo que el crecimiento latinoamericano está por debajo su potencial y al respecto expresó que las reformas estructurales son fundamentales para alcanzar este target y no tener “otra década perdida”; también, sostuvo que es importante no dejar de lado los problemas de desigualdad social y de cambio climático “lo antes posible”.

En particular, dijo que la pandemia enseñó que los trabajadores informales enfrentan una “gran desprotección” por la ausencia de leyes que los asistan y, por lo tanto, dijo que hay que “reducir el costo de contratar y despedir a la gente”.

Quién es el auditor del FMI

El economista es el nuevo auditor regional que reemplazará a Alejandro Werner y tendrá un rol clave en las negociaciones con la Argentina.

Goldfajn, nacido en Haifa en 1966, tiene doble nacionalidad, brasileña e israelí. Conoce muy bien a la Argentina, habla un fluido español y es el primer brasileño que llega a este cargo, ocupado en las últimas dos décadas por el argentino Claudio Loser, el indio Anoop Singh, el chileno Nicolás Eyzaguirre y el mexicano-argentino Alejandro Werner.

Goldfajn es ahora el jefe de la directora adjunta para el Hemisferio Occidental, Julie Kozack, y del encargado de la misión argentina, Luis Cubeddu, dos ejecutivos muy conocidos por Martín Guzmán y equipo.


El economista ocupó el cargo de titular del Banco Central de Brasil (BCB) entre mayo de 2016 y febrero de 2019. Durante su mandato en el BCB, supervisó la implementación de importantes cambios regulatorios que abrieron la puerta a nuevos participantes en el sector de servicios financieros, impulsó la innovación y digitalización y promovió el crecimiento de las empresas de fintech. En 2017 fue elegido Banquero Central del Año por la revista The Banker y, el año siguiente, fue nombrado Mejor Banquero Central por la revista Global Finance.

En el sector privado, ocupó diversos cargos, como el de Economista Jefe y socio de Itaú Unibanco, socio fundador de Ciano Investimentos, y socio y economista en Gávea Investimentos, tres instituciones financieras de primera línea en Brasil. Más recientemente, se desempeñó como presidente del Consejo Asesor de Credit Suisse Brasil. También ha trabajado como consultor para diversos organismos internacionales, como el Banco Mundial, las Naciones Unidas y el FMI.

Fue alumno de Rudiger Dornbusch, tiene un paper bastante conocido con el ex ministro chileno Rodrigo Valdes en el American Economic Review y es recordado sobre todo por haber logrado que la inflación brasileña fuera muy baja –inclusive menor que la planteada en su sistema de metas– con escasas intervenciones cambiarias.

Entre sus mejores amigos locales está el primer presidente del Banco Central del gobierno de Mauricio Macri, Federico Sturzenegger, también egresado del MIT, con quien comparte un grupo de chat con otros ex banqueros centrales; también, el ex economista jefe del Central Eduardo Levy Yeyati, el ex viceministro Pablo Guidotti y el ex secretario de Finanzas, Miguel Kiguel, entre otros.

Golfajn coeditó un libro con Levy Yeyati, a quien conoció en el MIT y en el FMI, sobre la economía de la pospandemia desde la perspectiva latinoamericana, con la contribución de economistas de la región.

close

Hola 👋
Suscribite a Nuestro Boletín de Noticias.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba