Economía

El Gobierno convocó a gremios y empresas a discutir el aumento del salario mínimo de este año

Compartir Nota


El Ministerio de Trabajo llamó a una reunión el 16 de marzo. El ministro Claudio Moroni había dicho que el Poder Ejecutivo auspiciaba una pauta de incrementos salariales del 40 por ciento para 2022, por lo que el piso de remuneraciones podría subir hasta los $46.000

El Gobierno llamó a empresarios y gremios a reunirse el 16 de marzo próximo en el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que determinará como producto de esa negociación entre las cámaras y los sindicatos cuál será la pauta de incrementos del piso de ingresos para los trabajadores.

El Ministerio de Trabajo hizo oficial la convocatoria para los próximos días a través de un decreto. Hace algunos días el jefe de la cartera laboral Claudio Moroni había asegurado que el Poder Ejecutivo esperaba que la puja salarial entre gremios y empresas este año comience con una pauta de 40%, con la posibilidad de reabrir negociaciones en caso de que la inflación supere esa cifra. Ese número actuaría como referencia de la suba que podría tener el salario mínimo. En ese caso, el salario mínimo pasaría de $33.000 a poco más de $46.200 en los tramos que se acuerden en la mesa tripartita.

El SMVM es importante no solo porque representa un piso de ingreso para los empleados sino también porque impacta en los montos de determinadas prestaciones sociales que brinda el Estado. De hecho, la mayoría de los convenios colectivos de trabajo ya tienen mínimos salariales por encima del que queda establecido año a año en este consejo.

Hace algunos días el jefe de la cartera laboral Claudio Moroni había asegurado que el Poder Ejecutivo esperaba que la puja salarial entre gremios y empresas este año comience con una pauta de 40%, con la posibilidad de reabrir negociaciones en caso de que la inflación supere esa cifra
El Poder Ejecutivo además confía en que este incremento funcionará también como referencia de posibles subas en los sueldos del sector informal, por lejos el más perjudicado en la carrera contra la suba de precios durante 2021.

El nuevo salario mínimo que se acuerde en la mesa tripartita impactará en distintas prestaciones sociales que están atadas a ese monto. En primer lugar, las jubilaciones de personas que completen los 30 años de aporte: sus haberes equivalen al 82% del SMVM.

Luego, distintas prestaciones sociales que depende del piso salarial. En ese sentido, en las becas Progresar el salario mínimo vital y móvil funciona como tope para la entrega de la beca de estudio. El beneficiario, menor de 24 años, lo cobra si su familia gana menos de tres salarios mínimos.

Para el caso del programa Potencial Trabajo, cuyos montos se actualizan con los mismos porcentajes que el salario mínimo. Actualmente, Potenciar Trabajo otorga 16.500 pesos. El programa tiene una carga horaria de media jornada y recibe un monto igual al 50% del salario mínimo. También influirá en los montos de los seguros por desempleo.

El salario mínimo aumentó a lo largo de 2021 un 55,3% en distintos tramos. De todas formas, a pesar de tratarse de un incremento por encima de la pauta inflacionaria de ese año, los trabajadores informales, cuyos actualizaciones de ingresos se referencian en el SMVM, terminaron bien por debajo del ritmo de precios.

Según datos oficiales, los salarios aumentaron durante el año pasado un 53,4% en promedio, es decir por encima de la variación de precios, que fue de 50,9 por ciento. Dentro de ese universo, no obstante, hubo dos sectores bien diferenciados: los empleados privados y públicos le ganaron a la inflación pero los informales perdieron por casi 13 puntos porcentuales.

El nuevo salario mínimo que se acuerde en la mesa tripartita impactará en distintas prestaciones sociales que están atadas a ese monto, como jubilaciones, prestaciones por desempleo, el plan Potenciar Trabajo y las becas Progresar.

De las reuniones del consejo del salario mínimo, vital y móvil -que en las últimas dos ediciones fue realizada de manera virtual por el contexto de pandemia- suelen participar algunos de los dirigentes sindicales más representativos y ejecutivos de cámaras empresarias.

El año pasado, por ejemplo, el aumento del SMVM fue firmado por Héctor Daer, Carlos Acuña, Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (Uocra), José Luis Lingeri (Sanidad), Roberto Fernández (UTA), Víctor Santa María (encargados), Rodolfo Daer (alimentación), Julio Piumato (judiciales), Noe Ruiz (modelos), Antonio Caló (UOM), Armando Cavallieri (Comercio), Ricardo Peidró (CTA Autónoma) y Hugo Yasky (CTA Trabajadores), entre otros, por la parte sindical.

Por parte de la representación empresaria formaron parte de la reunión Daniel Funes de Rioja, Juan José Etala, Julio Cordero, Guillermo Moretti y Horacio Martínez por parte de la Unión Industrial Argentina, Pedro Etcheberry (CAC), Jorge Hulton (Carmarco), Carlos Achetoni (FAA), Abel Guerrieri (Sociedad Rural), Paulo Ares (Coninagro), Alberto Frola (CRA), Verónica Sánchez (Fehgra), Javier Bolzico (Adeba), Adelmo Gabbi y Javier Eduardo Viñales por la Bolsa de Comercio, Jaime Campos y Guadalupe Mazulo (AEA) y Ricardo Diab (CAME).

close

Hola 👋
Suscribite a Nuestro Boletín de Noticias.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba