Economía

En rueda de prensa, el ministro Julián Domínguez, reconoció que habrá menos carne debido a las pérdidas que sufrió la ganadería

Compartir Nota



Durante la pertinente conferencia de prensa, realizada este miércoles 2 de marzo, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, reconoció que a mediano plazo la Argentina “va a tener menos oferta de carne, la verdad es esa”, como consecuencia del impacto de la sequía y los incendios en Corrientes.

Se trata de la segunda provincia que se destaca en la cría bovina, y la ganadería es la principal actividad afectada por el clima adverso, con perdidas económicas que superan los 10.000 millones de pesos.

“La provincia es la segunda fábrica de terneros del país, por lo que el problema de la ganadería correntina es un problema nacional. Todo lo que habíamos pensado con el Plan GanAr se alteró con lo que sucedió”, dijo el titular de la cartera agropecuaria, quien sostuvo que la idea de su área es contar con un plan de asistencia y recuperación de la cadena productiva de Corrientes. “Vamos a trabajar todo el año en la asistencia técnica y económica”, agregó.

En el ministerio de Agricultura de manera constante se está realizando una evaluación del contexto por el que atraviesa la provincia, y se aguarda determinar cuál será el impacto del mismo, para lo cual se utilizará como primer análisis los resultados finales de la campaña de vacunación de este año. Más allá de esto, Domínguez sostuvo que en el presente año “lo que vamos a tener no es solo liquidación de animales categorías D y E (vacas conserva o de descarte que tienen como destino la exportación), lo que está sucediendo en Corrientes tendrá su impacto en 2023″.

“La provincia es la segunda fábrica de terneros del país, por lo que el problema de la ganadería correntina es un problema nacional” (Domínguez)

“Cuando tengamos los números de vacunación, ahí construiremos los escenarios para los próximos meses. El tema es que se mantenga el nivel de exportación”, agregó. Y en ese sentido remarcó la importancia de mantener el financiamiento de 100.000 millones de pesos para productores, que están contemplados en el Plan GanAr, con el objetivo de aumentar las inversiones y la productividad.

Por su parte, el Secretario de Agricultura, Matías Lestani, comentó que el impacto de la sequía y los incendios en Corrientes “lo vamos a tener y muy fuerte en 2023. Probablemente tengamos un volumen más restringido que el actual. No hay forma de compensar las bajas. Con el nivel de pérdidas que hay, vamos a tardar entre tres o cuatro años en recuperar los niveles productivos. Además habrá una mayor liquidación de vacas, ya que los campos precisan una menor carga de animales al tener una menor disponibilidad de pastos”.

Exportaciones
Pese a este escenario complejo para la ganadería y la producción de carne que están proyectando los funcionarios de la cartera agropecuaria para el 2023, el ministro Julián Domínguez descartó que se inicie un proceso de cierre de exportaciones o aumento de retenciones. “Vamos con un sendero de exportación este primer cuatrimestre acordados por todos, exportadores y las entidades”, agregó el funcionario, que según sus palabras, serían 160.000 toneladas.

Y concluyó: “Este ministro quiere llegar a exportar 1 millón de toneladas de carne vacuna”, a lo que precisó también que en el presente año se conformaría con alcanzar en el presente año el mismo volumen de exportación de carne de 2021, que fueron unas 800.000 toneladas peso res, con un ingreso de divisas por unos 2.900 millones de dólares.

Hay que recordar que las restricciones a la exportación de carne vacuna, implementadas por el Gobierno de Alberto Fernández en mayo pasado y que se extenderán hasta el 31 de diciembre de 2023, no alcanzaron hasta el momento cumplir con el objetivo que se había trazado de bajar el precio al consumidor. Además, la economía nacional tan necesitada del ingreso de dólares, perdió divisas por dicha medida.

Según la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA), los ingresos por exportaciones en 2021 llegaron a 2.788,6 millones de dólares, un 2,3% de aumento interanual. Y sin las restricciones a las exportaciones, las divisas aportadas por el sector se hubieran ubicado en 3.190 millones de dólares en 2021, un 17,0% superior al 2020. Es decir, por la política oficial la Argentina perdió ingresos por USD 401,4 millones.

close

Hola 👋
Suscribite a Nuestro Boletín de Noticias.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba