Rincón de las Efemérides

A 11 años de la muerte de María Elena Walsh, recordamos su feróz enfrentamiento contra Walt Disney

Compartir Nota


Este 10 de enero se cumplieron 11 años del fallecimiento de María Elena Walsh, la reconocida compositora y poeta, conocida por sus canciones infantiles, pero que además tiene una vasta obra literaria y musical “para adultos”. Además, junto a Leda Valladares fue una gran compiladora de música tradicional argentina, realizando un aporte invaluable a la cultura argentina en cuanto a rescate artístico.

A través de su cuenta de Twitter, el periodista Tomás Balmaceda compartió una valiosa anécdota de la cantautora, tomada del libro «Nací para ser breve» de Gabriela Massuh, escrito a partir de una extensa entrevista realizada en los últimos años de María Elena, cuando ya se encontraba muy enferma, pero con una memoria y lucidez intacta para recordar los momentos claves de su vida, entre ellos, el insólito enfrentamiento que tuvo con la compañía Walt Disney.

En el año 1963 estrenó «Canciones para Mirar» en el Teatro San Martín y al año siguiente «Doña Disparate y Bambuco», sus dos únicas obras destinadas a los más chicos. Con los actores más famosos del momento como Lydia Lamaison, Pepe Soriano, Teresa Blasco y Osvaldo Pacheco. Fue entonces que le preguntaron sobre su opinión respecto a la compañía Walt Disney, y su respuesta causó un verdadero escándalo.

«Tengo un gran respeto por el Disney documentalista. Creo que ‘El desierto viviente’, que muestra la naturaleza de la vida cotidiana de los animales de una región muy árida de los Estados Unidos, es uno de los films más bellos que se han hecho. Pero el Disney dibujante y creador me eriza los pelos por varios motivos. El primero de ellos es estético: el dibujo de Disney me parece burdo y chabacano. El segundo atañe a los contenidos; Disney es infinitamente sádico”, dijo María Elena.

“Sus dibujos animados tienen una violencia y una velocidad que crispa a los chicos. Ese ritmo feroz, que va masacrando a cada uno de los personajes, es de una feroz irrealidad. Y, finalmente, hay una tercera razón que se refiere a las influencias nefastas que puede ejercer una obra específicamente colonialista» opinó por entonces la autora de “Como la cigarra” y “El mundo del revés”.

Debido a estas declaraciones se generó un vendaval de reacciones negativas, pidieron su expulsión del programa de radio en el que participaba, le enviaron cartas de protesta, y hasta pidieron que se le prohíba la entrada a la ciudad de Rafaela en Santa Fé, tras una charla en un colegio. “Es muy curioso que la gente identifique a Disney como pacifista. Nada más lejos de este hombre que era muy amargo en sus declaraciones y llegó a decir que entre un ser humano y un animal siempre preferiría al segundo porque no lo iba a agredir», opinaba María Elena Walsh.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba