Noticias

El intendente rosarino Pablo Javkin anunció que padece una patología prostática «cuando digo necesitamos apoyo, lo digo a todos»

Compartir Nota

El intendente de Rosario, Pablo Javkin, informó hoy que padece una “patología prostática”, que iniciará el tratamiento correspondiente en los próximos días y que continuará en sus funciones. Lo hizo al publicar un video en las redes sociales que dura un minuto.

“Buenos días vecinos y vecinas de Rosario. Considero necesario e importante contarles algo”, comienza el video. “Como ustedes saben hace pocas semanas cumplí 50 años, desde mediados de diciembre, y como corresponde por mi edad y mis antecedentes familiares, inicié una serie de estudios. Como resultado de esos estudios, me detectaron una patología prostática”, continúa.

“Por ese motivo en los próximos días voy a iniciar los tratamientos indicados. La realización de controles periódicos permitieron una detección temprana, lo cual siempre recomiendan. La opinión de los médicos es que los tratamientos no me van a impedir continuar con mis funciones habituales, por supuesto respetando al pie de las letras las indicaciones que los profesionales me indican. Les mando un fuerte abrazo y seguimos en contacto”, concluye.

El radical Javkin asumió en 2019 la intendencia de Rosario tras 30 años de hegemonía socialista. Se impuso con el 34,50% de los votos sobre al candidato peronista Roberto Sukerman, que alcanzó el 33%, mientras que Cambiemos, representando por Roy López Molina, se ubicó tercero con el 15%.

Varios dirigentes de Juntos por el Cambio y de otras fuerzas políticas también utilizaron las redes sociales para desearle una pronta recuperación, entre ellos el intendente de Vicente López (con pedido de licencia), Jorge Macri; la ex titular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso; el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela; la ex intendenta de Rosario, Mónica Fein; los diputados nacionales Juan Manuel López y Karina Banfi.

Más allá de las cuestiones de salud, a finales del año pasado, y en una extensa entrevista radial, el intendente de Rosario hizo referencia a la principal problemática de la ciudad: los reiterados hechos de violencia e inseguridad en la ciudad. En ese sentido, el dirigente dijo sentirse desprotegido por parte de las fuerzas de seguridad federales en la lucha contra las bandas narco y denunció que la reacción del gobierno nacional fue lenta.

“Rosario padece desde hace tiempo el fracaso de la protección que deben darnos. Yo no puedo combatir al narcotráfico con un handy”, dijo en aquel momento. “Te aseguro que si esto sucediera cerca de Buenos Aires la reacción sería más rápida y efectiva”, profundizó. “No tengo policía, no tengo nada. Para controlar las motos yo tengo que contratar policías. Yo no tengo policía, tampoco justicia, ni fiscales ni juez”, denunció.

En ese sentido, el intendente habló sobre el silencio de la dirigencia frente a la grave situación que padece la ciudad santafesina en materia de seguridad y más después de las balaceras contra los restaurantes: “Por la gravedad del hecho, por sus características, tomé la decisión de informarme junto a los fiscales y al dueño del restaurante antes de cualquier pronunciamiento público”, dijo Javkin.

Luego de una serie de ataques a estaciones de servicio y escuelas que terminaron con un sicario adolescente detenido, Rosario fue escenario de dos feroces balaceras que tuvieron como blanco a locales gastronómicos, una parrilla y un local de comidas rápidas, en un breve lapso de días.

“Sé lo que sucede en mi ciudad, sí sé quiénes son. Conozco al dueño de la parrilla baleada y es inaceptable que en mi ciudad. Lo que pasó es como si pasara en calle Corrientes un sábado a la noche, que pase una moto, se suba a la vereda, tenga tiempo de correr el parrillero, apuntar, disparar al techo del restaurante y que no haya persecución, teniendo a dos cuadras a la policía federal”, sostuvo.

Por eso, el intendente nuevamente apuntó contra el Gobierno y acusó falta de respuesta de las autoridades nacionales. “A veces Rosario, para determinado nivel de autoridades y de respuesta parece que no estuviera en la Argentina”, criticó.

En esa misma dirección explicó que la mayoría de estos hechos “se organizan desde las cárceles”. “Muchas en cárceles federales lo que te demuestra una falta de funcionamiento del Sistema de Inteligencia del Servicio Penitenciario”, cuestionó. “Esto se combate con la inteligencia criminal previa, y eso pareciera que está fuera del alcance a la hora de la mirada sobre Rosario”, añadió.

Con esto, el intendente rosarino aseguró que su ciudad no es el único lugar sacudido por episodios violentos. “No es un fenómeno rosarino, es un fenómeno de la crisis del aparato de inteligencia criminal en la Argentina, del aparato de inteligencia penitenciario en la Argentina”, señaló.

“Nos da mucho dolor el descuido que hay de nuestra ciudad. Rosario es una ciudad de gente de laburo, buena. Evidentemente no recibe el cuidado que merece de quienes tienen las condiciones para cuidarnos. Necesitamos ayuda, yo no puedo mejorar la inteligencia del Servicio Penitenciario. Cuando digo necesitamos apoyo le hablo a todos. Con el gobernador lo hablo todo el tiempo, me senté con él y las fuerzas provinciales y federales que actúan en Rosario, hablé con el ministro de Interior. Tenemos la misma justicia federal que hace 70 años, no tenemos posibilidad de intervención”, continuó.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba