Deportes

El proyecto juvenil de Boca: las promesas que se afianzaron en Primera y las que asoman para el 2022

Compartir Nota


Un grupo de 7 futbolistas de corta edad pasaron a formar parte estable del plantel profesional. Quiénes serán los próximos

Si hay algo que no puede discutírsele a la gestión deportiva de Juan Román Riquelme es la preponderancia que se le dio a la camada de jóvenes que asomaba en las Juveniles de Boca Juniors. En los inicios de Miguel Ángel Russo tuvieron acción varios de los pibes que venían con roce de la mano de Gustavo Alfaro, y desde la asunción de Sebastián Battaglia, quien conocía a todos los juveniles por su paso por la Reserva, la cuestión se potenció.

El feeling futbolístico de Cristian Medina y Alan Varela con otro ya más aceitado como Agustín Almendra los llevó a tener rodaje en la mitad de cancha, al punto tal que estos dos fueron los jugadores promocionados con más partidos jugados desde su salto a Primera. Medina fue utilizado en 39 oportunidades (25 como titular e hizo un gol) y Varela registró 34 presencias (20 de titular). Quien completó el podio de encuentros disputados fue Luis Vázquez, que despuntó ante la anemia ofensiva de Boca y se despachó con 8 gritos en 31 duelos (apenas 18 como titular).

Otros cuatro también fueron tenidos en cuenta seriamente por los cuerpos técnicos de turno. Aaron Molinas cosechó 20 partidos (en la mitad fue titular), Exequiel Zeballos saltó a la cancha en 17 ocasiones (9 de titular, convirtió un gol), Agustín Sandez se afirmó como alternativa en el lateral izquierdo con 15 encuentros (en 11 fue de arranque) y Rodrigo Montes se anotó con 11 compromisos (9 desde el minuto cero y marcó un tanto).

Según pudo averiguar Infobae, el Consejo de Fútbol buscará lo mínimo e indispensable en el mercado de pases que se inició. La prioridad está en hallar dos centrodelanteros que abastezcan la zona ofensiva (y no tapen a Vázquez) y posiblemente algún nombre importante en el mediocampo, siempre y cuando surja una buena y potable posibilidad. Pero la idea fundamental es afianzar la confianza de los más jóvenes, que terminarán siendo -a mediano y largo plazo- eje del proyecto deportivo.

“A los chicos les pasa lo lógico: debutan y los primeros dos o tres partidos lo hacen muy bien. Después les agarra ese bajón como les pasó a todos. Hay que llevarlos de a poquito para que puedan subir su nivel y ojalá la mayoría pueda triunfar con la camiseta de Boca, que no es fácil”, comentó Riquelme sobre la inclusión de los juveniles en el elenco mayor.

En el último campeonato de Reserva, equipo comandado por la dupla Hugo Ibarra y Mauricio Serna que se quedó con la Liga Profesional y el Trofeo de Campeones, participaron algunos ya vinculados a la Primera por diferentes circunstancias (falta de rodaje o vuelta de una lesión). Entre ellos: Sandez, Eros Mancuso, Montes, Agustín Obando (a punto de pasar a préstamo a Tigre), Varela, Almendra, Medina, Zeballos, Vázquez y hasta Eduardo Salvio y Sebastián Villa.


Con Agustín Rossi como titular indiscutido en el arco y Javier García de relevo, los arqueros Agustín Lastra y Ramiro García conforman el grupo profesional con el que Boca afrontará la temporada 2022. En defensa, el Xeneize cuenta con la dupla central fija compuesta por Izquierdoz y Rojo, más las alternativas de Lisandro López y Carlos Zambrano. Luis Advíncula se adueñó del lateral derecho y Eros Mancuso apareció como muy buen recambio frente a la baja por lesión de Marcelo Weigandt, en recuperación tras operarse el hombro derecho. Y por izquierda está Frank Fabra (podría cambiar de aire en este mercado si llega una oferta tentadora), con Sandez y la joya Valentín Barco a la espera de más chances.

Abajo hay más opciones con los centrales Gabriel Aranda, Renzo Giampaoli y Nicolás Valentini, más el lateral derecho Pedro Velurtas, que firmó su primer contrato hace algunas semanas. Y en la zona media piden pista Ezequiel Fernández (extendió su vínculo hasta diciembre de 2023), Gabriel Vega y Tomás Díaz, hijo del Cata, ex defensor boquense.

Los goleadores del equipo de Reserva la temporada pasada fueron el Changuito Zeballos y Vicente Taborda (8 goles cada uno), otro de los grandes proyectos del semillero xeneize que también tuvo un puñado de minutos en la máxima categoría. Otros dos atacantes llamaron la atención: Gonzalo Morales (6 goles) y Valentino Simoni (4), autor del doblete que selló el título ante Arsenal en cancha de El Porvenir. A estos hay que sumarles a Luca Langoni, Israel Escalante, Maximiliano Zalazar, Erik Bodencer, Juan Pablo Cabaña, Ezequiel Almirón y Lucas Palma, delanteros con distintas características, a los que Battaglia conoce muy bien.

El futuro en la Ribera parece promisorio porque algunas divisiones menores se consagraron en el último año: la Quinta de Walter Pico y la Sexta de Matías Donnet dieron la vuelta, mientras que la Séptima de la dupla Antonio Barijho y Martín Andrizzi llegó a la final de su categoría. En las inferiores asoman buenos proyectos que también son seguidos de cerca por el cuerpo técnico de Battaglia y el Consejo presidido por Riquelme. De a poco, los chicos tendrán cada vez más rodaje.

Fuente Infobae

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba