Deportes

Juan Martín del Potro…

Compartir Nota


Juan Martín jugó en Buenos Aires luego de 965 días de ausencia por problemas físicos y luego se bajó del ATP de Río. Volvió para decirle adiós al deporte que lo convirtió en ídolo. Su vida, marcada por los golpes.

Juan Martín Del Potro ya no quiere sufrir. Jugó en Buenos Aires su último partido como profesional, tras 965 días de ausencia en el circuito profesional, y luego se bajó del ATP de Río. Fue el adiós definitivo al tenis que lo convirtió en uno de los mejores deportistas de la historia argentina. Ahora, a sus 33, es tiempo de otra cosa, ni más ni menos que de “vivir en paz”, como él mismo lo dijo en su discurso final.

Y aunque dejar de jugar por imposición -porque las lesiones así lo dispusieron-, no era lo que quería, si de algo sabe Juan Martín es de superar circunstancias traumáticas. Lo hizo con la muerte de Guadalupe, su hermana, mayor, y con la de su padre, a partir de la cual quedó al descubierto una enorme deuda contraída de la que ahora el extenista debe hacerse cargo y por la cual le trabaron un embargo judicial por el cual no pudo cobrar el dinero ganado en el ATP de Buenos Aires.

Ahora toca tratar de vivir sin dolor físico. Ese es el máximo dese de La Torre de Tandil, ahora que el tenis dejó de ser, ahora que las 16 grandes lesiones que tuvo o las ocho operaciones que atravesó quedaron definitivamente atrás porque ya no hay que seguir esforzándose para volver.

Aquel curioso 23 de septiembre de 1988
Juan Martín Del Potro nació en Tandil el 23 de septiembre de 1988, curiosamente el mismo día en el que Gabriela Sabatini debutó en los Juegos Olímpicos de Seúl con victoria sobre la yugoslava Sabrina Goles por 6-1 y 6-0, el primero de sus triunfos hacia la final en la que ganó medalla de plata al caer con Steffi Graf.

Fue el segundo de los tres hijos del matrimonio conformado por Horacio Daniel Del Potro y Elisabet Patricia Lucas. Juan Martín quería ser futbolista y para eso jugó desde pequeño en Independiente de Tandil. Ocurre que llegaba al club con anticipación al comienzo de la clase de fútbol y en la espera jugaba al tenis, y fue a los 12 años que eligió definitivamete este deporte cuando se le superpusieron dos torneos, uno con la N°5, otro con la raqueta, y se volcó por la segunda.

La tragedia de la familia Del Potro
Antes que Delpo había llegado a la familia Guadalupe, fallecida a muy corta edad, en la década de 1990, tras sufrir la familia un accidente de tráfico en la localidad de Lobería, ubicada a poco más de 100 kilómetros de Tandil. Luego nació Julieta, la menor, y quien con el tiempo se convirtió en principal sostén emocional del tenista.

Es que la tragedia de Guadalupe para siempre partió el corazón de la familia Del Potro. Y Juan Martín lo sufrió particularmente: “Mi hermana para mí es muy importante. Le hago un regalo en cada partido, la señal”, contó a La Nación en agosto de 2013, en la que acaso fue la primera vez que se refirió públicamente a lo ocurrido.

“Tengo recuerdos hermosos. A mi familia y a mí no nos gusta hablar de eso, pero es muy especial. Yo sé que me cuida y me guía, y que siempre me da fuerza”, agregó.

El comienzo de las lesiones
Ese año, el 2013, fue uno de esos llamados bisagra, aquel en el que anunció que no jugaría la Copa Davis para priorizar su carrera en el circuito profesional. Ya había ganado el US Open (ante Roger Federer, en 2009), era Top Ten y le apuntaba al N°1 del mundo, la “espinita” que le quedó en su carrera.

Esa decisión la valió los recordados silbidos por parte del público argentino una tarde en el Parque Roca después de que en septiembre 2012 no completara su participación en la serie ante la República Checa por una lesión en un cartílago de la muñeca izquierda que pocos creyeron.

La mamá de Juan Martín, Patricia, de 51 años, es docente en la especialidad de Literatura. Acaso por su oficio, acaso por la sabiduría de los años, acaso por todo, es que dejó a su hijo dedicarse al deporte, pero con la condición de terminar el colegio frente a la posibilidad de que no pudiera llegar o incluso una mucho más posible: el día después del retiro. Había que estar preparado para seguir la vida tras el retiro y, para eso, el estudio era fundamental.

Acompañar a papá
Daniel, el padre de Juan Martín, era veterinario y Juan era su fiel compañero en el trabajo que realizaba mayoritariamente en los campos de Tandil y las zonas aledañas. Fue la conjunción de todo esto, más la otra pata fundamental de la historia, la de Del Potro convertido en tenista profesional de gran proyección, lo que luego hizo que la familia decidiera invertir el gran dinero que el tenista comenzó a ganar, en el negocio agrícolo ganadero que hoy tantos problemas trae.

Julieta Del Potro, la debilidad de Juan Martín
“Con Julieta tenemos una relación increíble. Con ella soy más afectivo que con mis padres; me sale más decirle te quiero o te extraño a mi hermana que a mis padres. Con ella hablo a diario y es una de las personas que más feliz se ponen cuando gano y que más triste se ponen cuando pasa algo injusto conmigo, y cuando sufre me genera un malestar insoportable. Ella es lo más lindo que hoy tengo en la vida, después de la pérdida que tuvimos hace muchos años (en referencia a Guadalupe) y no se merece sufrir ni un poco. Trato de cuidarla y muchas cosas las hago pensando en ella, para que sea feliz”, dijo Delpo en una entrevista.

La muerte de Daniel Del Potro y los reclamos por deudas que comenzaron a llegar
Es que tras la muerte de Daniel, a sus 63 años, la familia se enteró de que el hombre había hecho muy malos negocios con el arrendamiento de campos y maquinaria, llegando a contraer una deuda millonaria que ante su deceso le fue reclamada a Juan Martín en su condición de socio de la empresa familiar, “Agroganadera Reconquista S.A”, constituía el 19 de diciembre de 2008, tres años después del debut profesional de Delpo.

La sociedad quedó habilitada entonces a realizar negocios en el marco de la actividad agropecuaria, de transporte, inmobiliaria y financiera, y se especificó en la nota oficial de la constitución de la empresa: “Duración: 99 años desde la inscripción registral.- Capital Social: El capital social es de $ 200.000, dividido en 200 acciones de $ 1000 c/u. Capital de cada socio: Daniel Horacio del Potro: 40 acciones de $ 1000 c/u.- Capital suscripto: $ 40.000.- Elisabet Patricia Lucas: 40 acciones de $ 1000 c/u.- Capital suscripto: $40.000.- Juan Martín del Potro: 120 acciones de $ 1000 c/u, Capital suscripto: $ 120.000″.

Embargos y retención de dinero
Una vez que el fallecimiento de Horacio Daniel Del Potro se hizo público, en enero de 2021, los acreedores no tardaron en presentar sus requerimientos y, así, Juan Martín comenzó a afrontar distintas demandas en el fuero Civil y Comercial de Tandil.

Por una de ellas, el tandilense no pudo cobrar los más de 6 mil dólares que ganó por su participación en el ATP de Buenos Aires en el marco de una medida cautelar de un juez de Tandil que trabó un embargo a los bienes que el tenista tuviera en su regreso a la actividad.

La decisión lleva la firma del Juez José Martín Zárate y sostiene: “Decrétase el embargo solicitado, sobre todo importe que por participación y/o premio y/o cualquier concepto tenga a percibir el demandado Juan Martín Del Potro en el torneo de tenis ARGENTINA OPEN (ATP 250), como también sobre los créditos que el accionado tenga sean estos por derecho de imagen o contraprestación por participación y/o por publicidad y/o por cualquier otro concepto. A los fines de la toma de razón, líbrese el oficio del caso a TENNIUM ARGENTINA S.R.L”.

Esta acción responde a una demanda iniciada por la cerealera “LDC Semillas S.A” a mediados de 2021, que sostiene que “Juan Martín Del Potro emitió cheques de pago diferido por la suma de $2.182.036,50″, siendo todos rechazados por estar sin fondos.

Pero aquella fue una de varias a partir de la que el mencionado juez dictó un embargo sobre los bienes de Juan Martín Del Potro “hasta cubrir el importe de la suma de monto de juicio $4.364.073,00, más la de otros montos $1.745.692,00, que se presupuestan para responder a intereses y costas, trábese embargo sobre los fondos del demandado que por cualquier concepto posea en el presente o futuro en las entidades bancarias, bancos HSBC S.A., Banco Macro S.A. y Banco Credicoop S.A”.

En tanto, otra empresa del ámbito agrícolo ganadero hizo una presentación judicial mediante la cual se le reclama al tenista un monto que ronda los 10 millones de pesos, también por la emisión de una serie de cheques que no habrían tenido fondos y por este juicio fueron embargados tres autos que le pertenecen a Juan Martín Del Potro.

La situación financiera de Juan Martín Del Potro
Según el sitio oficial de la ATP, Juan Martín Del Potro ganó 25.889.586 millones de dólares en premios durante su carrera, esto sin contemplar ganancias por contratos, publicidades, inversiones, etc, lo que acrecienta la cuenta cuanto menos al doble.

Si bien es cierto que las deudas que dejó su padre son cuantiosas y “Delpo” comenzó a responder tal como lo requirió la Justicia, en modo alguno sobrevuela la bancarrota.

Leé también: La novia de Juan Martín Del Potro, emocionada y en primera fila de su posible último partido

Ser feliz, a pesar de todo
La muerte de su hermana, la de su padre, las deudas, las lesiones, el retiro. Juan Martín Del Potro vivió mucho y muy pesado. Sabe de qué se trata levantarse y seguir. “Creo que he cumplido todos los sueños con el tenis y lo más difícil de lograr no es un trofeo, no es ninguna copa, no es el ránking sino es el cariño de toda la gente. Yo creo que lo logré y lo llevo en el corazón”, dijo tras su partido despedida.

Y agregó: “Hoy deseo poder dormir sin dolor en la pierna después de dos años y es lo que voy a tratar de lograr a partir de mañana, porque es muy difícil hacer este deporte con las moelstias que tengo y bueno, la verdad es que hoy siento que tengo toda la vida por delante y quiero vivir en paz”.

Fuente TN DEPORTES

close

Hola 👋
Suscribite a Nuestro Boletín de Noticias.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba