Interés General

La OMS alertó sobre las zonas críticas contagios de covid en el mundo

Compartir Nota


La Organización Mundial de la Salud alertó de la suba de casos récord en varios países asiáticos y europeos debido a la circulación de la variante Ómicron y la subvariante BA2 y dijo que puede ser la punta del iceberg del problema

Los contagios por coronavirus en Asia y Europa parecen descontrolados, marcando récords diarios de infecciones en varios países y generando preocupación en las autoridades sanitarias y en la población en general que ven que a dos años de iniciada la pandemia por COVID-19 en lugar de desacelerarse, se incrementa.

Hoy, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que el aumento global de casos de COVID-19 es la “punta del iceberg que podrían presagiar un problema mucho mayor, ya que algunos países también informan una caída en las tasas de prueba”, y pidió a las naciones que se mantengan alerta contra el virus.

Después de más de un mes de declive, los casos de COVID comenzaron a aumentar en todo el mundo la semana pasada, dijo la OMS, con bloqueos en Asia y aumentos exponenciales en Europa. “Una combinación de factores estaba causando los aumentos, incluida la variante Ómicron altamente transmisible y su prima, la subvariante BA.2, y el levantamiento de las medidas sociales y de salud pública”, comunicó la OMS.

“Estos aumentos están ocurriendo a pesar de las reducciones en las pruebas en algunos países, lo que significa que los casos que estamos viendo son solo la punta del iceberg”, explicó hoy a periodistas el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Las bajas tasas de vacunación en algunos países, impulsadas en parte por una gran cantidad de información errónea, también explicaron el aumento”, dijeron funcionarios de la OMS. Las nuevas infecciones aumentaron un 8 por ciento a nivel mundial en comparación con la semana anterior, con 11 millones de casos nuevos y poco más de 43.000 nuevas muertes reportadas del 7 al 13 de marzo. Es la primera subida desde finales de enero.

El salto más grande fue en la región del Pacífico Occidental de la OMS, que incluye a Corea del Sur y China, donde los casos aumentaron un 25 por ciento y las muertes un 27 por ciento. Un ejemplo de esto es que Corea del Sur batió este jueves un nuevo récord de contagios de COVID-19 con más de 621.000 casos en un momento en que las autoridades consideran que el país está alcanzando el pico de la ola provocada por la variante Ómicron.

La Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas de Corea (KDCA) reportó este jueves 621.328 casos detectados el miércoles. La cifra supone un salto del 55% con respecto a los datos de la víspera y un 120% más en relación a los de hace una semana. También se reportó récord de muertes diarias: 429.

Investigadores de la Universidad de Pekín advirtieron que China podría sufrir un “brote colosal” que abrumaría su sistema médico si relajara las restricciones a un nivel similar al de Europa y Estados Unidos. Mientras tanto, los brotes de nuevos contagios también se registran en algunos países de Europa, y el fantasma de un nuevo recrudecimiento de la pandemia a escala global se hace cada vez más presente.

África también experimentó un aumento del 12 por ciento en los casos nuevos y una suba del 14 por ciento en las muertes. Y Europa registró un aumento del 2 por ciento en los casos, pero sin un salto en las muertes. Otras regiones informaron una disminución de casos, incluida la región del Mediterráneo oriental, aunque esta área experimentó un aumento del 38 por ciento en las muertes vinculadas a un aumento previo en las infecciones.

Varios expertos han expresado su preocupación de que Europa se enfrente a otra ola de coronavirus, con un aumento de casos desde principios de marzo en Austria, Alemania, Suiza, los Países Bajos y el Reino Unido. La doctora María Van Kerkhove directora del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS dijo en la sesión informativa que BA.2 parece ser la variante más transmisible hasta el momento. “Sin embargo, no hay signos de que cause una enfermedad más grave y no hay evidencia de que otras variantes nuevas estén impulsando el aumento de casos”, precisó.


Alemania se sitúa en 1.585,4 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en siete días, después de 1543,0 del lunes, 1.293,6 hace una semana y 1437,5 hace un mes, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología. Las autoridades sanitarias notificaron 198.888 nuevos positivos y 283 muertos en 24 horas, frente a 156.799 y 324 hace una semana, mientras los casos activos se estiman en unos 3.592.600. Dinamarca, por ejemplo, experimentó un breve pico de casos en la primera quincena de febrero, impulsado por BA.2, que disminuyó rápidamente.

Pero los expertos han comenzado a advertir que Estados Unidos pronto podría ver una ola similar a la observada en Europa, posiblemente impulsada por BA.2, el levantamiento de las restricciones y la posible disminución de la inmunidad de las vacunas administradas hace varios meses.

“Estoy de acuerdo con la flexibilización de las restricciones, porque no se puede considerar una emergencia después de dos años. Solo tenemos que evitar pensar que el Covid ya no está. Y por tanto mantener las medidas estrictamente necesarias, que son esencialmente el seguimiento y seguimiento continuo de los casos, y el mantenimiento de la obligación de llevar mascarilla en lugares cerrados o muy concurridos”, explicó la doctora Antonella Viola, profesora de inmunología en la Universidad de Padua en Italia.

Según observó el médico infectólogo Roberto Debbag (MN 60253), “el mundo está viviendo momentos de calma y de intranquilidad en relación al COVID”. “Hay un efecto que yo llamo ping pong, que está dado por el recrudecimiento de los brotes en algunas regiones o países y la disminución en otras y esto es lo que pasa ahora en China, es decir circulación de la subvariante BA.2 de Ómicron, en poblaciones que tal vez con las vacunas que recibieron están en una caída de la inmunidad”, analizó el experto ante la consulta de Infobae.

“Y la otra preocupación pasa en este momento por los países europeos, donde se estima que el aumento de los contagios se debe a la subvariante con mayor transmisibilidad en aquellas personas que no recibieron la tercera dosis o están en esa caída de la inmunidad luego de los cuatro meses de completar su esquema”, agregó Debbag, para quien “esto va a seguir en el tiempo, y va a hacer que algunos países se vean más afectados y otros no tanto y eso va a depender de la inmunidad de la población y la circulación de las nuevas variantes”.

close

Hola 👋
Suscribite a Nuestro Boletín de Noticias.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba