Internacionales

Desde occidente VETAN a Russia del Sistema Swift ¿QUÉ ES EL SISTEMA SWIFT?

Compartir Nota



Las potencias occidentales acordaron este sábado un veto a ciertos bancos rusos del sistema financiero SWIFT, el congelamiento de los activos del Banco Central de Rusia, y la suspensión de los pasaportes dorados de los oligarcas rusos, en un movimiento que busca afectar aún más a Rusia en el contexto de la invasión a Ucrania.

¿Qué es el SWIFT?

El SWIFT es el sistema bancario internacional, y sus siglas significan Society for World Interbank Financial Telecommunication. Traducido al español, significa Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales. Se trata de una red de alta seguridad que es la encargada de conectar a miles de bancos e instituciones financieras de todo el mundo. Viene a ser como la base mediante las que los bancos se conectan entre sí.

El SWIFT es el organismo proveedor de servicios que se responsabiliza de administrar de forma segura las transacciones que llevan a cabo los bancos de todo el planeta. Para que esto sea entendible, el SWIFT viene a ser el tablero en el que juegan todos los bancos, y la red mediante la que se comunican entre sí para realizar operaciones de caracter internacional entre ellos.

Tú mismo, que lees estas líneas, si vas a realizar una operación bancaria internacional como enviarle dinero a alguien a través de tu banco, posiblemente vayas a necesitar el código SWIFT de tu entidad, al que también se suele conocer como BIC (Código de Identificación Bancaria). Este es el código que vas a necesitar para realizar transacciones internacionales.

Por lo tanto, en esta red bancaria internacional cada banco o entidad tiene un código propio, como la matrícula de un coche. Este código identifica al banco y a la sucursal mediante la que se hace la transacción, así como la oficina central de la entidad bancaria. El código puede tener ocho u once caracteres, dependiendo de si además de la central se identifica también la sucursal.

Por último decir que el código SWIFT identifica únicamente a la entidad bancaria, pero no identifica al usuario. Cuando lo utilizas, estarás metiendo la matrícula de tu banco, pero no estarás diciendo quién eres. Es por eso que, en las operaciones en las que se te pide, es posible que también necesites escribir tu IBAN, que es tu número de cuenta bancaria.

El SWIFT es el tablero en el que juegan todos los bancos del mundo, la red que les conecta. Por lo tanto, si se expulsa a un banco del SWIFT queda completamente aislado a nivel internacional, y no podrá operar con el resto de bancos de este sistema.

Si esto pasase en tu banco, ya no podrías hacer ninguna operación internacional, ni enviar ni recibir dinero del extranjero o de otros bancos que sí estén en el sistema. Pero es que para los bancos la cosa es todavía peor.

El banco que se quede fuera del SWIFT no podría importar productos de occidente, por ejemplo, ya que no podría pagar de ninguna manera al proveedor occidental. No podrían recibir dinero con otras monedas ni realizar las transferencias de sus transacciones comerciales. Pero es que además, si se expulsa a un banco del SWIFT, el resto de bancos de la red tampoco podrán operar con él, por lo que en cierto modo también afecta a todos.

Con esto, debes entender que si ya no se expulsa a un banco, sino a todos los bancos de un país, el sistema financiero de ese país quedaría completamente aislado de prácticamente todo el mundo. Ya no podrían hacer operaciones, y a nivel económico y comercial afectaría a ambos bandos. El cuánto afecta a los que sí se quedan dentro del SWIFT dependerá de los negocios que tuvieran con los que quedan fuera, ya que se cotarían las vías de comunicación.

Por lo tanto, intentando que lo hagas entendible, imagínate el SWIFT como una red de carreteras que comunica pueblos y ciudades, que son los bancos. Si un banco queda fuera del SWIFT, es como si se cortaran todas las carreteras. A algunos países les quedarían algunas alternativas. Por ejemplo, Rusia tiene su propio sistema llamado SPFS, pero apenas hay más de una veintena de bancos conectados a él en países como Armenia, Bielorrusia, Alemania, Kazajstán, Kirguistán y Suiza. El resto está fuera.

Y los países que no tengan un sistema similar, que son la mayoría, y que queden cerca del SWIFT, entonces tendrían que recurrir a alternativas al dinero real. Por ejemplo, a las criptomonedas, que son una especie de moneda virtual que no se rige por los bancos, y por lo tanto, no juega en el mismo tablero. Pero en cualquier caso, ser expulsado del SWIFT es una noticia devastadora para cualquier banco

close

Hola 👋
Suscribite a Nuestro Boletín de Noticias.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba