Interés General

CARNAVAL…en febrero de 1844 Don Juan Manuel de Rosas los PROHIBÍA

Los carnavales, festejo popular por excelencia de estos días, fue vedado oportunamente, por el caudillo Juan Manuel de Rosas. ¿Porqué su resistencia?, nos lo explicó la profesora de Historia, Susana Sobrero.

Compartir Nota

Hilda Sosa WWW.ENTRERIOSNOTICIAS.AR

Don Juan Manuel de Rosas, el hombre fuerte de la Confederación, disponía un 22 de febrero de 1836 que el carnaval se realizara con las puertas de las casas cerradas; ya que claramente, su estilo de vida, no condecía con aquello; pero dicha medida no evitó desmanes y atropellos, por lo que en 1844, el mismo mes y día que ocho años atrás los suspendía, ahora los prohibía, decreto mediante.

Bien vale destacar, que amén de aquello, la Iglesia Católica luchó desde siempre contra esta fiesta pagana, cuando se llevaban a cabo «las Saturnales», fiesta romana en honor a Saturno, el rey de la agricultura, que tenía lugar cuando finalizaba la cosecha, cuando los ánimos se distendían para dar rienda suelta a días de alegría y de fiesta desenfrenada. La iglesia logró que los festejos tuvieran lugar antes del inicio de la Cuaresma.

Ya era difícil controlar los festejos en los tiempos de los virreyes. Juan José Vértiz fue el que dispuso que la ensordecedora ejecución de los tambores y los ruidosos bailes se realizasen en lugares cerrados y no en las calles, ya que molestaban a los vecinos de bien. Todo debía ocurrir dentro de las casas.

Por entonces, un lobby de vecinos respetables junto a un cura, lograron hacer llegar sus quejas hasta el propio rey Carlos III, quien decretó la prohibición del carnaval en los dominios en América.

En 1854, volvieron oficialmente los carnavales, quedando sin efecto entonces, el decreto rosista (texto al pie del video).

Desde ENTRERIOSNOTICIAS.AR, dialogamos con la profesora de Historia, Susana Sobrero, quien nos «llevó» a las costumbres de la época y sobre todo, del entonces gobernador de Buenos Aires, Don Juan Manuel de Rosas y aquel recordado decreto prohibitorio (texto decreto al pie del video) (VIDEO)

DECRETO ROSISTA (Fuente: El Historiador)

“¡Viva la Confederación Argentina! ¡Mueran los salvajes unitarios! Departamento de Gobierno, Palermo de San Benito, febrero 22 de 1844, año 35 de la Libertad, 29 de la Independencia y 15 de la Confederación Argentina. Las costumbres opuestas a la cultura social y al interés del Estado suelen pertenecer a todos los pueblos o épocas. A la autoridad pública corresponde designarles prudentemente su término”.

“Con perseverancia ha preparado el Gobierno, por medidas convenientes, estos resultados respecto de las dañosas costumbres del juego del carnaval en los tres días previos al miércoles de ceniza; y considerando:

“que esta preparación indispensable ha sido eficaz por los progresos del país en ilustración y moralidad;

“que semejante costumbre es inconveniente a las habitudes de un pueblo laborioso e ilustrado;

“que el tesoro del Estado se grava y son perjudicados los trabajos públicos;

“que las elaboraciones en todos los respectos sufren por esta pérdida de tiempo en diversiones perjudiciales;

“que redundan notables perjuicios a la agricultura y muy señaladamente a la siega de los trigos;

“que se perjudican las fortunas particulares y se deterioran y ensucian los edificios en las ciudades por el juego en las azoteas, puertas y ventanas;

“que la higiene pública se opone a un pasatiempo del que suelen resultar enfermedades;

“que las familias sienten otros males por el extravío indirecto de sus hijos, dependientes o domésticos:

“Por todas estas consideraciones, el gobierno ha acordado y decreta:

Art. 1°: Queda abolido y prohibido para siempre el Carnaval.

Art. 2°: Los contraventores sufrirán la pena de tres años destinados a los trabajos públicos del Estado, y si fuesen empleados públicos, serán, además, privados de sus empleos.

Art. 3°: Comuníquese, publíquese, e insértese en el Registro Civil. Rosas. Agustín Garrigós”.

close

Hola 👋
Suscribite a Nuestro Boletín de Noticias.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba