Política

PREVIA del PRO, para lo que será la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio

Compartir Nota


En la previa de una nueva reunión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio, el bloque de diputados nacionales del PRO llevó adelante un encuentro para analizar y debatir sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

El ex ministro de Economía, Hernán Lacunza, y los diputados Luciano Laspina y Ricardo López Murphy fueron los encargados de exponer su visión de los efectos que el acuerdo podría tener en el corto y en el largo plazo.

Los economistas destacaron la importancia de no caer en default y de avanzar hacia un acuerdo razonable “que le permita a la Argentina mantener una relación madura con el mundo”. Pero advirtieron que “el ajuste se viene sí o sí, porque el Gobierno se quedó sin financiamiento”.

También señalaron que, si bien “no hay cambios de fondo en las principales políticas del kirchnerismo”, al menos las pautas del FMI “le pondrán un freno al descontrol monetario y fiscal que viene haciendo el gobierno”.

En el plano político, la bancada liderada por Cristian Ritondo evitó adelantar definiciones y posicionamientos para no avivar más las tensiones internas entre los socios de Juntos por el Cambio. Mañana los líderes de la coalición se reunirán específicamente para tratar de acercar posiciones. Aunque no faltarán los reproches a los dirigentes que ya se pronunciaron. “Nadie puede decir cómo va a votar un texto que no conoce”, dijo Ritondo

Tanto la UCR como el PRO y la Coalición Cívica reclaman desde hace casi dos semanas conocer más detalles del entendimiento. Sin embargo, varios de sus principales referentes adelantaron posturas. Mientras que Elisa Carrio y Gerardo Morales subrayaron la importancia de actuar con “responsabilidad” y aprobar el acuerdo para evitar un default, los referentes de los sectores más “duros”, como Patricia Bullrich y Alfredo Cornejo, advirtieron que podrían no acompañar si el kirchnerismo busca diferenciarse.

Durante las exposiciones de los referentes económicos del PRO, las principales dudas giraron en torno a la capacidad del oficialismo de cumplir con el acuerdo, dado que creen que, a diferencia de lo que dijo el ministro Martín Guzmán, implicará un fuerte ajuste económico. Un ajuste que los sectores más duros del kirchnerismo no parecen estar dispuestos a avalar.

En esa línea, advirtieron que el ajuste de las tarifas de electricidad y gas que planea implementar el Gobierno -con una segmentación por barrios- “no está ni cerca” de cubrir la reducción de subsidios comprometida ante el FMI.

close

Hola 👋
Suscribite a Nuestro Boletín de Noticias.

Comentar Noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba